sábado, 17 de septiembre de 2011

DECLARACIONES DE UNA PROFE ¡CREYENTE! DE LA PÚBLICA


Esta madrugada escuché en un programa religioso (sí, religioso, han leído bien) de RNE  unas declaraciones del presidente de la CONCAPA acerca de la situación que estamos viviendo en la enseñanza pública. Declaraciones como: “En la educación concertada , subvencionada con fondos públicos, trabajan más horas, ganan menos y obtienen mejores resultados”, opiniones en torno a la implantación de la asignatura de educación para la ciudadanía, según él, para “adoctrinar” a los alumnos. Llamándonos en definitiva a la responsabilidad a los profesores para no secundar la huelga convocada (véase el doc.). Afirmando que lo hay que hacer es ilusionarse en la enseñanza y asumir responsabilidades en tiempos de crisis como el que atravesamos, con tanto paro. Trabajar dos horas más no es mucho pedir en estos tiempos en los que hay tantos ERES en el mundo laboral…Y así fue desgranando unas cuantas opiniones más por el estilo, llamándonos a la responsabilidad.
Quizá se le olvida a D. Luis Carbonel, que nuestra reivindicación va mucho más allá de las dos horitas de marras, sino que por lo que luchamos es por una enseñanza de calidad, por no tener clases hacinadas, por poder impartir las optativas que demandan nuestros alumnos, por poder hacer las cosas como Dios manda y como a nosotros nos gusta; ilusionándonos y poniendo todo el esfuerzo del que usted habla, tal y como lo venimos haciendo en estos años. Se le olvida también que los recortes afectarán sólo a la enseñanza pública, en la que se ahorrarán 80 millones, mientras que 90 millones le serán dados en subvenciones a la privada pura y dura. Tampoco he tenido noticia, por otra parte, de que se le vayan a recortar las subvenciones a la concertada.
Indignantes también las declaraciones de nuestra consejera L. Figar acerca de la enseñanza religiosa.
Miren, señores, yo trabajo en San Blas, un barrio obrero de Madrid, en el que los alumnos no pueden ir a la concertada (que no es realmente gratuita), ni mucho menos a la privada. Y en el barrio contiguo de Las Rosas, concedieron terreno público para la construcción de un colegio concertado adjudicado a un movimiento religioso, mucho antes que poner una sola piedra para colegios públicos.
Y todo esto se lo dice una profesora de la pública que se declara, hoy abiertamente:
  • creyente, practicante y participante activa y comprometida en su comunidad parroquial (que, por cierto, no es sino un barracón de chapa y no un templo decente como tienen en otros barrios)
  • pero también RESPONSABLE y ferviente defensora de una enseñanza pública, de calidad y LAICA.
 Pocos alumnos y profesores saben realmente cuáles son mis creencias (hasta ahora, claro), porque desde luego yo no hago adoctrinamiento ninguno, sino que intento enseñar, educar y comprometerme desde posturas más o menos objetivas y morales, el ser humano nunca es objetivo; pero me consta que mis compañeros y alumnos me valoran por mis actitudes, mi ilusión y mi esfuerzo, independientemente de mis creencias, en la pública y desde la pública.
Mis creencias entran frecuentemente en contradicción con los prejuicios de los que me rodean, los creyentes y los ateos, y eso hace que a veces no encuentre bien mi sitio.
Desde luego en este conflicto tengo clarísimo dónde debo posicionarme. Como también tengo claro que si Jesús fuera un muchacho del siglo XXI en la Comunidad de Madrid, sería un chaval de San Blas, Carabanchel o Parla, que estudiaría un ciclo de carpintería metálica en un instituto público. 
AMÉN. 



5 comentarios:

  1. Una compañera que te conoce y atestigua todo lo que dices está de acuerdo contigo y te agradece tu compromiso.
    Eugenia Gonzaléz.

    ResponderEliminar
  2. Me estoy enamorando del IES Gómez Moreno y del Barrio de San Blas.

    Firmado: Profesora interina en paro que se muere de ganas de volver a pisar un aula aunque sólo sea para poder trabajar al lado de gente con una profesionalidad y una integridad y ética personal y profesional como la profesora que escribe esta entrada.
    Un fuerte abrazo y todo mi respeto y reconocimiento a la comunidad educativa del IES Gómez Moreno.

    ResponderEliminar
  3. Pilar, mil gracias de una madre atea que cree en la pública y en quienes, como tú, la defienden.
    Mi hijo está en buenas manos y entre buena gente.

    ResponderEliminar
  4. Creyentes, con la iglesia habéis topado.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos los que habéis leído y habéis opinado y animado.
    No olvidéis que somos muchos así, aunque otros hagan más ruido... Dejémonos de prejuicios de un lado y de otro!
    Besos

    ResponderEliminar